miércoles, 31 de julio de 2013

TARDE DE CIRCO, LOS MALABARISTAS


Cuando cae la tarde,
los malabaristas
ensayan en el parque.
Tres chicos miran atentos.
Es verano, corre el viento.
Asombro, risas, admiración.
Vuelan clavas y esferas,
¡no se pierdan la función!
Rodeados de magnolias
y palos borrachos
juegan a hacer magia
dos muchachos.
Descalzos sobre el pasto,
al viento, no se detienen 
ni un momento.
Vuelven más liviano el aire
en esta mágica tarde.
Y el aire es canto, 
es canción,
por arte de la ilusión.