lunes, 5 de septiembre de 2011

Cocina del proyecto CUATRO GATOS NEGROS FLACOS: Christian Montenegro y Laura Varsky


(Click sobre las imágenes para agrandar)

Voz de Christian Montenegro: Para el texto de los cuatro gatos de Didi , uno de los más desafiantes textos con que hemos trabajado en nuestra vida, Laura y yo nos propusimos jugar con las ilustraciones de la misma manera que lo hacen las palabras.
Dibujé un ícono para cada palabra y Laura diseñó especialmente la tipografía. Mi trabajo y el suyo están basados en la combinación de triángulos, cuadrados y círculos.
Si bien el resultado final es simple y claro, fue un proceso arduo, ya que llegar a esta gráfica fue una larga (y a veces enervante) búsqueda.


Los primeros pasos fueron directamente en el Illustrator, pero al no conseguir nada salvo resultados poco satisfactorios decidí volver a cero y comencé a tomar apuntes de nuestra gata Dodó (en definitiva el comienzo lógico si voy a dibujar gatos):


Y a partir de estos primeros esbozos comenzar a buscar:


Una vez que apareció una punta...:


.. volví a luchar con el Illustrator. Aquí uno de los primeros intentos por lograr una sintaxis con las imágenes:


Gracias Christian, gracias Laura.

Web de Christian Montenegro:  http://christianmontenegro.com.ar/
Web de Laura Varsky: http://www.lauravarsky.com.ar/

viernes, 2 de septiembre de 2011

Asomándose a la olla donde se cocinó mi parte del proyecto CUATRO GATOS NEGROS FLACOS


(Click sobre las imágenes para agrandar)

Cuatro gatos negros flacos es un libro del cual escribí el texto, Christian Montenegro ilustró y Laura Varsky diseñó.
Con el texto la cosa fue así: yo tenía el tema de los cuatro gatos en mi cabeza porque había nomás unos gatos recién nacidos que andaban por el techo de mi casa y escribí dos poemas. Con las palabras de uno de ellos, el que sigue, me dio después las ganas de seguir jugando:

Cuatro
gatos,
negros,
flacos.

Cuatro flacos gatos
parió la gata.
Flacos, flacos, negros
hasta las patas.

Cuatro
gatos,
negros,
flacos.

Me gustaron esas cuatro palabras y me gustó repetirlas: cuatro, cuatro, gatos, gatos, negros, negros, flacos, flacos. Pensé también en el Bolero de Ravel, esa melodía que va repitiéndose obsesivamente en un crescendo y repetí las palabras de a dos, de a tres y de a cuatro manteniendo en su lugar las de los extremos y cambiando las del medio, en estrofas que van creciendo desde una palabra, a dos, a tres, a cuatro para a partir de acá hacer un espejo, es decir que se repita el mecanismo pero al revés, con el texto decreciendo, siempre en versos de cuatro estrofas. Así es que el libro que empieza en: Cuatro gatos negros flacos, termina: Flacos negros gatos cuatro. Y como son palabras que se pueden independizar las unas de las otras, podemos leerlas en forma vertical, horizontal y diagonal.
En las siguientes imágenes del interior del libro se puede ver la interpretación que hizo Christian de este juego de palabras, jugando a su vez con exquisitos dibujos de los gatos, y el impecable diseño y tipografía de Laura:




Algo que no puedo dejar de señalar es la infinidad de detalles que se pueden encontrar si se miran los dibujos con detenimiento.
Acá se ven los cuatro metros del libro desplegado, los interiores y los exteriores (lindo por dentro y por fuera!) y a uno de los protagonistas que se salió de su página:


Para chicos y para grandes. Para que lo abran paso a paso y descubran el juego juntos y de a poquito o lo desplieguen de una vez y cada uno empiece a leer por un extremo distinto para encontrarse finalmente en el medio.


En el Picnic de Palabras N° 12 en la plaza Martín Fierro en septiembre de 2014, con Selva Bianchi y su equipo, nos divertimos todos jugando con el libro de los cuatro gatos:



 

MAGO XUL, QUINQUELA Y MOLINA CAMPOS GRATAMENTE COMENTADOS


En la reseña sobre libros de arte para chicos que hizo Karina Micheletto en Página/12 aparecen unos lindos comentarios sobre los tres libros de la colección Pinta tu aldea de Calibroscopio que tuve el gusto de escribir y que con tan buen arte ilustraron Paula Adamo e Irene Singer y diseñó Federico de Giacomi. Se puede leer acá:
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/11-22777-2011-09-02.html